Wikipedia

Resultados de la búsqueda

domingo, 30 de diciembre de 2012


Hacía otro comienzo, nuevo año:

¡Tan bella es la vida!
... a veces  se nos enseña
que algunas cosas se terminan...

No, no es siempre  así,  es el misterio que nos
viene a regalar  otras oportunidades,
con sus nombres nuevos, estilos,
variadas estaciones,  entre  coloridos y sones.

Es allí, donde  el privilegio de  cada existencia
mezclado con la sabia de su propio néctar
abraza sus realidades para en ellas consagrarse.

Y nada termina, solo se cambia:
se cambia las horas, los días, las instancias,
las miradas, con sus propias ansias.

Todo vuelve a cobrar sentido, entonces se engalana
se abren las puertas,  iluminan  los ánimos y todo calza
se saborea su savia, en las benditas horas que te llaman a abrazarlas.

Conociendo entonces, que aquel que se va -  solo así  se le  llamaba “año viejo”
para distinguirle de otros, que vienen a cubrir con nuevo  nombre
enamoradas jornadas: “año nuevo”

Entre numerosos cantos, allí tú estabas
y estarás de nuevo invitado para celebrarlas
con tu propio nombre y un sin fin de oportunidades.

Entre tantos matices, sueños y realidades
engalanar tus instantes, hacerlos propios
mezclarles de  dulzura y de ellos adueñarte.

Y todo será nuevo, tu instantes, tus tardes, tus horas
tu despertar  cada día  celebrando con ansías:  
felicidades, felicidades.


Rosa Torres Urra
© Derechos reservados  
Chile/ 2012.